*

NOTICIAS


Sentirse muy bien puede resultar malo

Estudian cómo las emociones positivas perjudican a las personas bipolares.

El sentimiento de alegría desmesurada puede tornarse contraproducente para el individuo.

Emociones agradables como la alegría son buenas para la salud mental y física.

Incluso ayudan en el aumento de la creatividad y las relaciones interpersonales.

Sin embargo, las personas con desorden bipolar parecen experimentar en exceso estas conmociones.

La psicóloga June Gruber de la Universidad de Yale estudia cómo las emociones positivas se tornan negativas en los trastornos bipolares.

Los pacientes que lo padecen, se inclinan a vivir períodos de buen ánimo extremo.

Ello conlleva a experiencias secundarias como: incremento de energía, disminución de las horas de sueño y mucha confianza en sí mismo.

Puede parecer beneficioso a primera vista.

Pero las personas –durante estos períodos llamados manías– suelen abusar de sus tarjetas de crédito y complicar sus matrimonios.

El hecho de que las emociones positivas se vuelvan contraproducentes es algo único acerca del desorden de bipolaridad" Gruber.

Más aún, la investigación ha encontrado que las personas con esta condición siguen en buen humor incluso al oír una noticia triste de algún allegado romántico.

De ahí que cuando se presentan estos altos niveles de emociones positivas, se puede sospechar de un caso potencial de desorden bipolar.

Los afectados reportan emociones centradas en sí mismos como orgullo y otras gratificantes como la alegría.

No reportan emociones que los relacionen con otros como amor o compasión.

Estas personas con desorden bipolar también establecen ambiciosas metas, son sensibles al reconocimiento y –en períodos de manía– sienten que poseen poderes sobrenaturales.

Según June Gruber, aunque las emociones alegres son generalmente buenas para nosotros, cuando toman manifestaciones extremas o son experimentadas en el contexto incorrecto, muestran su cara cruel.

La meta es experimentaras mesuradamente, en el momento y lugar correcto" June Gruber.



 

ETIQUETAS

NOTAS RELACIONADAS