NOTICIAS


El secreto de las rocas de Guanajuato

Descubren investigadores del INAH más de tres mil motivos rupestres.

Encuentran representaciones pictóricas hechas por cazadores-recolectores.

Figuras humanas, plantas y animales que en algunos casos son semejantes a seres fantásticos, así como algunos trazos geométricos y manos en colores rojo y negro, hechos por grupos de cazadores-recolectores, pero también copas y cruces hechas por cristeros son algunas de las imágenes que investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) descubrieron en el noreste de Guanajuato, más de tres mil motivos pictóricos rupestres distribuidos en 40 sitios rocosos.

Estas representaciones pictóricas aluden a rituales de paso, curación, petición de lluvias o de culto a los cerros y fueron hechas por antiguas sociedades de cazadores-recolectores que ocuparon esa zona durante el primer milenio de nuestra era (siglos I al X d.C.).

Los investigadores también encontraron representaciones religiosas e inscripciones correspondientes a la época colonial, realizadas por comunidades otomíes, además de otras hechas por rancheros y religiosos en los siglos XIX y XX.

El hallazgo fue registrado durante la cuarta temporada de investigación y registro del proyecto Arte Rupestre en la Cuenca del Río Victoria, que abarca la zona semidesértica de Querétaro y Guanajuato y que es dirigido por el arqueólogo Carlos Viramontes.

¿Dónde los encontraron?

"Los motivos pictóricos hallados están distribuidos en 40 sitios, entre frentes y abrigos rocosos, distribuidos en los municipios de Tierra Blanca, San Luis de la Paz, San Diego de la Unión, Xichú y Victoria, en Guanajuato", detalló el arqueólogo.

Explicó que estos espacios, que se suman a los más de 70 sitios con arte rupestre hallados en dicha entidad desde finales de la década de 1980, se clasificaron en públicos y privados.

"Los públicos son donde quizá participó un gran número de personas en la creación de la iconografía como parte de algún ritual, ya que es fácil accesar al ubicarse cerca de los pies de monte en los valles; y los privados, donde se cree que un pequeño número de individuos hacían ceremonias, pues existe dificultad para llegar hasta ellos al hallarse escondidos en cañadas y barrancas", precisó el arqueólogo.

Ejemplo de ello, agregó, son los sitios conocidos como Manitas, en la comunidad de Tierra Blanca, y Cerro Redondo, en el municipio de San Luis de la Paz.

El primero corresponde a un lugar de ritual privado, donde quizá sólo participaban el especialista de rituales y sus aprendices, ya que se ubica cerca de una cumbre montañosa de alrededor de tres mil 400 metros de altura, escondido en una cañada, que dificulta su acceso.

Finalmente, el director del proyecto Arte Rupestre en la Cuenca del Río Victoria anunció que actualmente se elabora el informe detallado de estos sitios y la iconografía rupestre que contienen, los cuales quedarán inscritos en la Dirección de Registro Público de Monumentos y Zonas Arqueológicas del INAH en febrero de 2012.

Adelantó que "continuaremos trabajando en la localización, investigación y resguardo de este rico patrimonio rupestre del noreste de Guanajuato".
 

ETIQUETAS

NOTAS RELACIONADAS