*

NOTICIAS


La mayor estupidez de un cirujano

Conoce las medidas para evitar que este tipo de error médico suceda.

Esperan que este nuevo sistema ayude a reducir este tipo de errores médicos.

En las noticias hemos leído de casos increíbles donde los cirujanos olvidan las tijeras dentro de los pacientes, esa es la parte sensacionalista, pero la realidad es que algunas veces lo que olvidan son las esponjas.

Es por eso que investigadores de la Universidad de Michigan (UM) diseñaron una nueva tecnología para evitar que los cirujanos olviden objetos en el cuerpo del paciente operado, como esponjas, agujas, hojas de corte, retractores y otros artículos.

Un artículo difundido el 6 de febrero por la UM explicó que el nuevo sistema, que lleva más de un año de aplicarse en los hospitales de la universidad, emplea la tecnología más avanzada para reducir este tipo de errores de los médicos cuando terminan de operar y que pueden ser graves.

Código de barras contra olvidos
El método puesto en práctica en la UM incluye el uso de código de barras, por ejemplo, en el caso de las esponjas, que con más frecuencia se quedan después de la cirugía, de tal forma que las computadoras ayudan a llevar la cuenta.

"Los códigos de barra se escanean cuando se usan esponjas y se escanean otra vez cuando se sacan del cuerpo. Si hay una discrepancia en la cuenta el cirujano sabe que tiene que buscar en el área quirúrgica por algo que pueda haberse olvidado", precisó el artículo.

El segundo elemento de esta práctica son las radiologías electrónicas: "la UM pasó de la orden manual de radiología a un sistema de órdenes electrónicas para pedir rápidamente ayuda en la localización de objetos retenidos”.

Las tomas de rayos X para encontrar objetos retenidos se llevan a cabo mientras el paciente está todavía en el quirófano", añadió.

Y también Rayos X
Los investigadores aseguran que la radiología puede desempeñar un papel clave en la prevención de los objetos quirúrgicos retenidos.

Los rayos X pueden identificar objetos metálicos y también artículos blandos, por lo que las esponjas con código de barras contienen una etiqueta opaca a la radiación que permite que el radiólogo la vea en la toma de rayos X.

"El olvido de un objeto extraño dentro del cuerpo durante la cirugía es algo que consideramos jamás debe ocurrir”, expresó Ella Kazerooni, profesora de radiología y directora asociada de asuntos clínicos en el Sistema de Salud de la UM.

"Desafortunadamente en los casos quirúrgicos complejos, que involucran emergencias o en pacientes muy grandes, puede suceder y queremos hacer todo lo posible para evitarlo", indicó.

Los tipos de objetos olvidados en una cirugía incluyen instrumentos usados en los procedimientos, como agujas de suturación o esponjas que se usan para rellenar el área de incisión a fin de mejorar la vista del campo quirúrgico.

"Hasta ahora su control se mantiene con la práctica de contar manualmente, que se ha usado por mucho tiempo en la sala de operaciones. Los equipos quirúrgicos a veces cuentan más de un centenar de objetos en un solo caso", dijo Shawn Murphy, director de enfermería en las salas de operaciones del Sistema de Salud de la UM.

El uso de la radiología facilitaría este conteo, sin embargo, existen dificultades para involucrarla en el quirófano, principalmente por la comunicación y el tiempo en una cirugía.

"Primero el equipo quirúrgico necesita reconocer que puede haber un objeto foráneo retenido. Una vez que eso ocurre, el equipo necesita estar en buena comunicación con el departamento de radiología para que el técnico llegue a la sala de operación tan rápido como sea posible. No queremos demorar la cirugía o prolongar la anestesia más tiempo que el necesario", advirtió Kazerooni.

Los médicos reconocen que la reducción de los incidentes de instrumentos quirúrgicos retenidos es clave para alcanzar la meta de seguridad del paciente en el Departamento de Cirugía de la UM.

"La universidad está encabezando el esfuerzo para la reducción de objetos foráneos retenidos en los quirófanos, pero esto es una combinación del uso de tecnologías nuevas y un cambio de cultura, es el trabajo en equipo y la colaboración lo que hace esto posible", agregó.

La UM lleva a cabo cerca de 46 mil intervenciones quirúrgicas cada año y conduce algunas de las operaciones de corazón, vasculares, transplantes y de cáncer más avanzadas del país.

Las salas de operación en el Sistema de Salud de la Universidad de Michigan, el Centro Cardiovascular de la UM, y el Hospital C.S. Mott de Niños forman parte de esta iniciativa para prevenir los artículos quirúrgicos retenidos.

ETIQUETAS

NOTAS RELACIONADAS