NOTICIAS


Premio para la máquina más complicada

Te presentamos el aparato que infla y poncha un globo en 300 pasos.

Este invento deja atrás los que creaba el Coyote para atrapar al Correcaminos.

Quizá hemos visto en caricaturas al Coyote comprar y ensamblar complicados aparatos marca ACME para capturar al Correcaminos. Estas máquinas, por increíble que parezca, tienen un nombre específico; se denominan máquinas Rube-Goldberg, en honor del caricaturista norteamericano Reuben Lucius Goldberg, quien popularizó la idea de crear complejas máquinas hechas para realizar tareas simples: en vez de un tripié, ¿qué tal diseñar un complejo mecanismo para que una cámara tome un autorretrato?

Pero además de una curiosidad, la Universidad Purdue en los Estados Unidos organiza año tras año un concurso para crear en el mundo real máquinas Rube-Goldberg. La única regla para los concursantes es que la máquina ensamblada debe realizar una tarea simple en no menos de 20 pasos.

Este reto sedujo a un equipo de voluntarios en la Purdue Society of Professional Engineers (asociación de estudiantes y graduados de ingeniería en la universidad organizadora) quienes invirtieron centenares de horas de trabajo en su ensamblaje y crearon una máquina que en 300 pasos infla y revienta un globo.

La máquina no sólo ganó el primer premio en el concurso, sino que fue reconocida por la World Records Academy como la máquina Rube-Goldberg más complicada jamás ensamblada.

Sin más preámbulos, con ustedes la máquina ganadora, que realiza el prodigio de inflar el globo y reventarlo en apenas 1 minuto con 50 segundos.


 

ETIQUETAS

NOTAS RELACIONADAS