NOTICIAS


Conoce dónde se origina la desconfianza

Si sospechas de alguien, averigua en qué zonas de tu cerebro surge el pensamiento.

Nuestro detector de mentiras no nos alerta, áreas distintas son las que se activan.

Si me engañas una vez, la culpa es tuya. Si me engañas dos veces, la culpa es de mi circunvolución del hipocampo, al menos es lo que afirman científicos del Tecnológico de Virginia Carilion, quienes encontraron que la sospecha se encuentra en dos regiones distintas del cerebro: la amígdala, que desempeña un papel central en el miedo y el procesamiento de los recuerdos emocionales, y la circunvolución del hipocampo, que está asociada con la memoria declarativa y el reconocimiento de las escenas.

 

Nos preguntamos cómo las personas evaluaban la credibilidad de otras personas en sus interacciones sociales diarias y encontramos una fuerte correlación entre la amígdala y un nivel básico de la desconfianza, que puede estar basada en las creencias de una persona sobre la fiabilidad de otras personas en general, su estado emocional, y la situación en cuestión. Lo que nos sorprendió, sin embargo, es que cuando el comportamiento de otras personas despertaron sospechas, la circunvolución del hipocampo se iluminó, un área que actúa como un detector de mentiras innata", dijo Read Montague, director del Laboratorio de Neuroimagen Humana y de la Unidad de Psiquiatría del Instituto de Investigación Virginia Tech Carilion.

Los científicos utilizaron imágenes de resonancia magnética funcional, o fMRI, para estudiar la base neural de la sospecha en 76 parejas, cada uno con un comprador y un vendedor, compitieron en 60 rondas de un juego de negociación simple, mientras que sus cerebros se escaneaban.

Al comienzo de cada ronda, el comprador conoce el valor hipotético de un objeto y sugiere un precio al vendedor. El vendedor entonces fija el precio. Si el precio del vendedor cae por debajo del valor sugerido, la venta seguía, pero si la ganancia del vendedor era mucho mayor, no podía ocurrir la compraventa y ninguno recibiría dinero.

Los autores encontraron, como se detalla en un artículo anterior, que los compradores se dividen en tres tipos: 42% eran incrementalistas, es decir, eran honestos sobre el valor de lo que comprarían, 37% eran conservadores, por lo que adoptaron la estrategia de ocultar la información que tenían, y 21% eran estrategas, es decir actuaban de una forma engañosa de forma activa, al imitar el comportamiento incrementalista mediante el envío de sugerencias elevadas durante los ensayos de bajo valor y luego cosecharon mayores beneficios mediante el envío de sugerencias bajas durante los ensayos del alto valor.

Los vendedores tenían un incentivo monetario para leer los perfiles de los compradores estratégicos correctamente, sin embargo, no sabían con exactitud quienes lo eran, por lo que no podían confirmar sus sospechas acerca de los patrones de comportamiento. Sin la retroalimentación, los vendedores se vieron obligados a decidir si debían confiar en los compradores sobre la base de las sugerencias de precios.

Cuanta más incertidumbre tenía un vendedor acerca de la credibilidad de un comprador, se activaba más la circunvolución del hipocampo", encontraron los científicos.

Los autores creen que la sospecha de una persona de referencia puede tener consecuencias importantes para su éxito financiero.

La capacidad de reconocer la información creíble en un entorno competitivo puede ser tan importante como la detección de comportamientos de personas en quienes no se puede confiar", dijo Meghana Bhatt, el primer autor del trabajo de investigación.

Los hallazgos también podrían tener implicaciones para trastornos psiquiátricos tales como trastornos de la paranoia y la ansiedad, dijo Montague.

El hecho de que el aumento de activación de la amígdala se corresponde con la incapacidad para detectar comportamiento digno de confianza puede dar una idea de las interacciones sociales de las personas con trastornos de ansiedad, que suelen tener una mayor actividad en esta área del cerebro", concluyeron en la investigación publicada en la revista Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias.

ETIQUETAS

NOTAS RELACIONADAS