*

NOTICIAS


La droga que anula la voluntad

¡Ten cuidado! la planta que adormece a la gente es utilizada para secuestrar y robar.

La burundanga es utilizada principalmente por delincuentes para sedar a sus víctimas.

La burundanga o escopolamina es una planta de la familia de las solanáceas. Su acción como depresor del sistema nervioso ha convertido a esta droga en la favorita de violadores, secuestradores y asaltantes.

Esta hierba fue utilizada en la Edad Media para interrogatorios, para someter a los prisioneros y las personas perseguidas por su ideología.

En Bogotá, Colombia, donde más se usa, una de cada cinco urgencias que se recibe en los hospitales es por la intoxicación de la escopolamina.

"La burundanga, podría no incluirse, por sí misma, en una publicación sobre drogas de abuso si no fuese por el hecho de que se usa, con fines delictivos, como un tóxico, diluido en bebidas alcohólicas o aspirado en cigarrillos, para provocar la sedación en personas que, posteriormente, serán víctimas de rapto, abusos sexuales o robo", señala un informe elaborado por el Plan Nacional sobre Drogas de España.

La planta que se ha utilizado para ser el mal, sirve exclusivamente para disminuir la secreción y mejorar la respiración de pacientes durante los cuidados paliativos.

Las dosis elevadas produce desorientación, fabulaciones, ligera euforia y alucinaciones, delirio, coma e incluso la muerte, así lo confirma Magí Farré, especialista en Farmacología Clínica del Hospital del Mar en Barcelona.
 

NOTAS RELACIONADAS