*

NOTICIAS


Secretos ciclistas del Tour de Francia

Descubre cómo estos superhombres resisten 22 etapas pedaleando con sólo 2 días de descanso

¿Cuántas calorías necesitan para la competencia de 3, 497 kilómetros? averígualo.

El Tour de Francia se considera la carrera ciclista más prestigiosa del mundo y la prueba de fondo más exigente jamás celebrada. Durante los 3,497 kilómetros y las 22 etapas con sólo 2 días de descanso, los ciclistas compiten teniendo que escalar colosos montañosos y completando arduas etapas de contrarreloj, entonces ¿cómo pueden estos deportistas competir en esta extenuante carrera?

Conoce los secretos de estos superhombres, así como su gasto calórico durante una etapa de montaña o su gran resistencia a la fatiga durante el ascenso al Grand Colombier con 17.4 km de subida permanente.

Una composición antropométrica particular

Los ciclistas escaladores componen una estirpe de deportistas realmente enigmática. Se trata de auténticos atletas que tienen que ser potentes (para desafiar la ley de la gravedad y salvar impresionantes porcentajes de pendiente) pero a la vez han de ser ligeros.

Es imprescindible también que cuenten con una gran resistencia aeróbica (que les permita mantener esfuerzos prolongados), pero también han de poseer un metabolismo anaeróbico muy desarrollado.

Hace pocos años, un grupo de investigadores españoles publicó en el International Journal of Sports Medicine un trabajo -ya convertido en clásico- que comparaba desde el punto de vista fisiológico a los que se podrían denominar “escaladores puros” con un grupo de especialistas en contrarreloj.

Los doctores Lucía, Hoyos y Chicharro hicieron la investigación con pruebas de laboratorio en cicloergómetro y revelaron que ambos grupos eran asombrosamente diferentes.

Cuando se analizó a los escaladores desde el plano antropométrico, se comprobó que su estatura era inferior (un promedio de 1.76 frente a 1.82) a la de los contrarrelojistas. Su peso corporal también era menor: una media de 64 kilos frente a 72.

Grand Colombier, la máxima prueba de resistencia

Las pruebas de esfuerzo demuestran que los escaladores son verdaderos "atletas de laboratorio", con resultados espectaculares en resistencia aeróbica y tolerancia a la fatiga.

En relación con la resistencia al esfuerzo de larga duración, los escaladores ofrecieron un promedio de 78.4 ml/min/kg en consumo máximo de oxígeno frente a 70.5 por parte de los contrarrelojistas.

El gran secreto de los ciclistas escaladores es su mayor facilidad para el "aclarado de ácido láctico", una superior capacidad para tolerar la acumulación de este metabolito, que es la que marca la fatiga.

En el estudio mencionado, la concentración máxima de lactato fue superior en los escaladores en comparación con la que pudieron resistir los contrarrelojistas (6.6 frente a 5.0). Sólo así se pueden aguantar ascensos a ritmos elevados en el Grand Colombier durante la décima etapa, después de 150 kilómetros.

Un consumo calórico fuera de serie

En un día promedio de competencia del Tour de Francia, un ciclista quema más de 10,000 kilocalorías durante una etapa de montaña (tres veces más que lo que necesita un hombre sedentario y sano).

Pocos deportistas comen más que un ciclista en el Tour. Solamente un atleta fuera de serie como Michael Phelps, que nada durante su entrenamiento una distancia de 80 kilómetros y consume un aproximado de 12,000 kilocalorías.

La mayor parte de este aporte energético (un 60%) proviene de un tipo de sustrato esencial en el deporte: los carbohidratos. Pasta y arroz, patatas, cereales, pan, miel o algunas frutas son ejemplos de alimentos especialmente ricos en carbohidratos.

Pero ¿por qué son tan importantes los carbohidratos en la dieta del ciclista? Porque al contrario que en el caso de las grasas, los depósitos de carbohidratos en el cuerpo son pequeños: unos 500-600 gramos de glucógeno en los músculos y otros 100 gramos en el hígado.

Para colmo, cuanto más intenso sea el ejercicio, mayor es la tasa de utilización de estos depósitos, con el consiguiente riesgo de que se agoten pronto (de hecho se agotan a las dos o tres horas de una dura etapa o tras una hora durante la etapa de montaña).

ETIQUETAS

NOTAS RELACIONADAS