*

NOTICIAS


Lo que los hombros dicen de ti

Te damos 4 cosas que esa parte de tu cuerpo revela cuando hablas.

Tus hombros pueden decir si estas mintiendo, tu estado de salud, lo que sientes y más.

A veces tu cuerpo te delata. El lenguaje corporal revela mucho más de lo que estas diciendo y ciertas áreas del cuerpo son más expresivas que otras. Los hombros son una de ellas, según explicó a Lifehacker el ex agente de contrainteligencia del FBI Joe Navarro.

Sin darnos cuenta, todos los días usamos los hombros en la comunicación no verbal y expresamos lo que pensamos. Cuando alguien nos pregunta: "¿Por dónde se va a la autopista?" y de inmediato te encojes de hombros, elevando de forma rápida y enfáticamente, esta es la manera de decir, "Realmente no lo sé." Nada más hay que decir, ya sea aquí o en Borneo, es un gesto universal.

Tus hombros pueden decir si estas mintiendo, tu estado de salud, lo que sientes y mucho más, aquí te decimos lo que revelan:

1. Fuerza y virilidad: Desde las famosas esculturas de los Kourus griegos que muestran hombros prominentes y pegados a su costado, formando una “V”, en la que se ven los hombros anchos y la cadera estrecha, esta imagen se impone como ideal de atractivo masculino y además dan información genética a las mujeres de salud y vitalidad, desde una perspectiva evolutiva.  Estamos tan inconscientemente atraídos por esta "V" que hasta las chamarras de los hombres están deliberadamente acolchadas en los hombros para asegurar que logremos esta forma.

2. Dominio: Los hombros comunican vitalidad pero también pueden comunicar dominio y jerarquía. Joe Navarro explica que durante su carrera entrevistó a muchos de los criminales y siempre que les preguntaba cómo elegían a sus víctimas, una y otra vez tres cosas destacaron:
 a) Cómo veían a sus víctimas: frágiles, débiles, no atléticas

 b) Considerar la situación general: nunca ir detrás de alguien que ve por primera vez

 c) Mientras lo contaban su brazo estaba oscilante con un movimiento del brazo vigoroso o moderado pasiva.

Y así llegamos a un criminal, nuestras propias especies dentro de los depredadores, como Robert Hare les llama, cómo se ven los hombros es un factor clave para aquellos que buscan aprovecharse de nosotros. Como un psicópata me dijo, y esto fue muy revelador, "los espalda plateada, nunca va detrás de otro”.

No importa qué rama de las fuerzas armadas se encuentre alguien, una cosa  destaca: sus hombros derechos y rígidos que dicen mírame, soy un líder. Esto no es sólo parte del establecimiento de jerarquía, sino que también es la manera en la que se les debe demostrar respeto.

 3. Eres o no feliz:  Los hombros no solo nos ayudan a comunicar el respeto y la reverencia, sino que también nos ayudan a comunicar la felicidad y la alegría. La danza del vientre en Beirut se caracteriza por el baivén de los hombros, también la posición de éstos destaca en la samba de Bahía para comunicar sensualidad y alegría.  Al igual que con el baile, los hombros revelan lo que está en el corazón y la mente de manera muy eficaz, tanto es así que incluso se puede utilizar para medir la depresión.

Hace años, un conocido psiquiatra forense en el área de Washington DC le dio una idea valiosa. Él dijo:

"Muchos de los pacientes que veo que  están deprimidos lo veo en sus hombro caídos y pesados, incluso antes de que abran la boca, además rara vez se ve algún movimiento”, contó Navarro a Lifehacker.

Los hombros típicos de alguien derpimido:

  1. Están
  2. Carecen de movimiento espontáneo,
  3. Son hombros aparentemente agobiados por el peso de su enfermedad.


4. Eres o no honesto:  Joe Navarro explica los hombros traicioneros o de quienes mienten: “He encontrado que cuando las personas no están seguros de lo que están diciendo o no tienen confianza, los hombros tienden a reflejar esa incertidumbre. Al responder a una pregunta, van a decir algo como: Estoy seguro de que él no estaba aquí aye", y al hacerlo, se ven los hombros o tal vez sólo uno de los hombros se elevan ligeramente o lentamente. Este silencioso o lento avance de los hombros, dice, inconscientemente, me falta confianza en lo que estoy diciendo”.

Los médicos han encontrado esta expresión corporal como algo útil cuando hablan con los pacientes y preguntan: "¿Vas a tomar tus medicamentos según las instrucciones?" y si les responden de nuevo con un aumento leve del hombro, saben que algo está pasando.

Levantar los hombros no es siempre indicativo de engaño (no hay ningún comportamiento único indicativo de engaño) y no debe ser interpretado de esa manera, sino más bien como un indicador de la falta de confianza. Debe servir como una advertencia de que la persona no tiene una copia de seguridad completamente lo que están diciendo. Por ejemplo, si un gerente le pregunta: "¿Esto se hace antes del martes?" y la persona responde "Sí", pero que un hombro se eleva lentamente a medida que contesten, hay problemas.

Los hombros rara vez se observan y cuando lo hacemos, no siempre prestamos atención a los mensajes que se están enviando. La próxima vez que platiques con alguien fíjate en ellos para ver si lo que te dicen realmente viene del corazón y la mente.

ETIQUETAS

NOTAS RELACIONADAS