*

NOTICIAS


10 curiosidades navideñas

El primer árbol decorado surgió en 1510 y se usaron velas simbolizando las estrellas.

La festejamos cada año pero sabías que poner el árbol puede fortalecer tu relación de pareja o cuál es el verdadero sexo de Rodolfo, el reno. Aquí te lo decimos.

1 El origen de la palabra Navidad
Del inglés antiguo al italiano... Según la Enciclopedia Católica, el nombre de la Navidad fue impuesto en 1038, y proviene del inglés antiguo Cristes Maesse, que posteriormente se denominaría the Mass of Christ (la celebración de Cristo), y que, finalmente, se convertiría en Christmas.

En alemán se llamó Kerst-misse, en latín, Dies Natalis, y en italiano, Il natale (más cercanas las dos últimas a la palabra “Natividad”, que posteriormente se transformó en Navidad).

2 El primer árbol decorado
Cómo pasamos de las velas a las lámparas.

El árbol de Navidad surgió en Alemania en el siglo VII, cuando san Bonifacio, dedicado al catecismo, utilizó un pino de forma triangular para simbolizar la Santísima Trinidad (Padre, Hijo y Espíritu Santo). El primer árbol decorado surgió en Riga, ciudad de la actual Letonia, en 1510. En vez de esferas, se usaron velas, simbolizando las estrellas en un noche oscura. La primera vez que se usaron lámparas eléctricas fue en 1882.

3 Lo que comparten con Cristo

Ellos murieron o nacieron el 25 de diciembre.
El 25 de diciembre es una fecha simbólica para celebrar el nacimiento de Cristo, porque la verdadera fecha se desconoce. Pero ese mismo día:
En 1642, nació Isaac Newton.
En 1943, nació Hanna Schygulla.
En 1963, murió Tristán Tzara, poeta francés que fundó el dadaísmo.
En 1977, murió Charles Chaplin.
En 1983, murió Joan Miró.

4 Pinos contra la artritis
Su corteza ayuda a disminuir el dolor y la hinchazón.

Además de decorar hogares, los tradicionales pinos escoceses (pinus sylvestris) alivian el dolor. Estudios del Journal of Agricultural and Food Chemistry demuestran que su corteza disminuye la inflamación y el dolor causado por la artritis, lo que en un futuro podría implicar la preparación de medicamentos y complementos alimenticios utilizando extractos obtenidos del típico arbolito navideño.

5 Hogares amorosos
Poner el árbol fortalece los vínculos de pareja.

Preparar en pareja los festejos navideños, tales como decorar la casa o poner  el árbol de Navidad, ayuda a fortalecer los vínculos maritales. Tal es el resultado de una investigación publicada por la Asociación Americana de Psicología: 120 parejas reconocieron la importancia de rituales compartidos como motivo de convivencia, diversión y fortalecimiento de la comunicación.

“En el contexto de una sociedad cambiante, donde la institución matrimonial es vulnerable, la práctica y la transmisión de rituales ayudan a preservar las relaciones entre las parejas y sirven como ejemplo para generaciones futuras”, afirman Barbara Fiese y Thomas Tomcho, psicólogos líderes del equipo que realizó la investigación.

6 Caribeños contra el consumismo
En Inglaterra, una fiesta africana intenta recuperar el espíritu de la Navidad.
 
En respuesta al materialismo exacerbado durante la Navidad, familias de origen caribeño residentes en Inglaterra han decidido retomar la fiesta Kwaanza, de orígenes africanos, como el motivo principal de sus festejos durante esta época.

Celebrada del 26 de diciembre al 1º de enero, Kwaanza resalta más la importancia de la vida en familia y el contacto con la comunidad, antes que cualquier regalo.

En entrevista publicada por la Asociación Americana de Psicología, uno de los participantes en este festejo señala que lo importante “es convivir con la familia y, sobre todo, estar ‘emocionalmente cerca’”. Suena muy parecido a lo que, supuestamente, debería ser el espíritu de la Navidad y que esta comunidad no encuentra en los
festejos actuales.

7 La historia de Santa Claus
Dónde nació la tradición del dador de regalos.

La figura de Santa Claus no sólo es sinónimo de Navidad; también se asocia con el consumismo occidental y con la Coca-Cola (que, en 1930, popularizó la imagen del viejo barbón, sonriente, que usa el típico traje de color rojo que conocemos hasta la fecha).

Pero su origen se remonta a 1804, cuando se fundó la New York Historical Society, que usó a San Nicolás como símbolo y renovó la tradición alemana que lo consideraba un dador de regalos.

En 1821, el editor William Gilley publicó un poema llamado “Santeclaus”, ilustrado con la figura de un anciano vestido con pieles de animales, que conducía un trineo jalado por un reno (tiempo después, y debido probablemente a la creciente carga de trabajo, fueron nueve los renos que entraron al quite).

8 Rodolfo era Rodolfa
Sus cuernos delatan el verdadero sexo del famoso reno.
 
Pues resulta que los fieles compañeros de Santa Claus, comandados por Rodolfo, no son “ellos” sino “ellas”. De acuerdo con el Departamento de Pesca y Caza de Alaska, si bien tanto los renos machos como las hembras tienen cuernos, los machos los pierden en invierno, normalmente a finales de noviembre, mientras que las hembras los conservan hasta la primavera, época en la que dan a luz.

9 ¿Noche de paz?
Un villancico que nació en medio de reclamos.

El título original de este villancico es “Stille Nach”. Y aunque ha sido traducido  a más de 330 idiomas, la discusión sobre su autoría no ha sido pacífica. Tan sólo en Austria, los poblados de Mariapfarr y Oberndorf reclaman ser el sitio en el que se escribió el famoso villancico.

Bill Egan, un historiador en temas navideños, afirma que, en realidad, éste surgió por accidente y ambos lugares son su cuna. En la pequeña ciudad austriaca de Oberndorf (cerca de Salzburgo), el padre Joseph Mohr escribió el poema en 1816.

Él pidió al compositor del pueblo vecino (Mariapfarr), Franz Xaver Gruber, que compusiera la tonada para una de sus letras navideñas.

El 24 de diciembre de 1818, Gruber y Mohr presentaron la canción en alemán (los cánticos se entonaban en latín), y entonces se popularizó. Los autores permanecieron en el anonimato 36 años, hasta que, en 1854, la corte de Prusia les dio el crédito por su creación que hoy se escucha en radios, supermercados, celulares y lo que se acumule esta semana.

10 Navidad en el mundo
Las formas más peculiares que tienen de celebrar en distintos lugares.

Las costumbres varían de acuerdo con cada región. En Bangladesh, los pueblos católicos bordean los caminos que conducen a la iglesia con árboles de plátano, cuyas hojas forman un corredor; también, a manera de antorchas, llenan varas de bambú con aceite. En Egipto, la gente va a la iglesia con ropa nueva, mientras que en Finlandia limpian la casa.

En Escocia se prenden fogatas alrededor de las cuales la gente bebe, canta y baila (el fuego también ahuyenta a los elfos). Para los rumanos, los villancicos son una especie de invocación a Dios para que les dé fuerzas.

En Filipinas, el único país asiático de mayoría católica, en el festejo se combina la Misa del Gallo con villancicos y el "Happy Birthday", cantados a ritmo tropical y acompañados de danzas tradicionales.