*

NOTICIAS


¿Por qué es bueno tener amigos feos?

Los peces rodeados de compañeros poco agraciados son más atractivos para las hembras.

Los peces procuran rodearse de ejemplares menos vistosos para atraer más hembras.

Parece una escena sacada de una película. El macho atractivo llega acompañado de un grupo de amigos con los que la naturaleza no ha sido tan generosa, al menos desde un punto de vista estético, con lo que consigue captar para él solo la atención de las hembras presentes.

Sin embargo, la escena no sucede en un bar, sino en una pecera. Los peces de acuario prefieren reunirse con sus colegas menos atractivos para “brillar” ante sus posibles parejas y tener más oportunidades de no pasar la noche solo, así lo publica ABC.es

Los investigadores de la Universidad de Padua señalan que los peces machos eligen activamente un contexto social que les es más favorable para la conquista amorosa.

En otras palabras, “si estás rodeado de amigos feos, pareces más guapo”, explica la autora principal del artículo, Clelia Gasparini.

Los investigadores observarom a un grupo de peces en un acuario. En cada extremo había una hembra. La "soltera" número 1 tenía dos machos atractivos con colores brillantes situados a ambos lados. La número 2 estaba acompañada de dos machos más feos y descoloridos.

Cuando un nuevo macho era puesto en el centro de la pecera, prefería acercarse a la hembra número 2, rodeada de machos feos. Los machos pasaban el 62% de su tiempo dando vueltas en su lado del acuario.

Los investigadores encontraron que el tiempo que pasaban los peces alrededor de la soltera número 2 estaba relacionado con su falta de atractivo.

Cuanto más feo era el pez, resultaba menos probable que se acercara a los que acechaban a la primera hembra.

Como se podría argumentar que los pececillos evitaban a sus colegas de vivos colores porque son más agresivos, o porque los depredadores tenían más probabilidades de detectarlos, el experimento se repitió sin hembras, y resultó igual.

Si te acompaña alguien más guapo que tú, tienes menos posibilidades de ser elegido. Si quieres impresionar a alguien, ¿crees que te verá más atractivo en comparación con Mr. Bean o con George Clooney?”. bromea la investigadora.

La comparación entre los pececillos y los seres humanos es difícil de resistir, pero, para bien o para mal, las citas humanas están llenas de sutilezas mucho más difíciles de medir.
 

ETIQUETAS

NOTAS RELACIONADAS