PREGUNTAS INTELIGENTES


¿Cómo saben si un sismo es réplica?

¿Existen los temblores premonitorios? La respuesta a ésta y otras preguntas inteligentes.

También te decimos por qué cambian las magnitudes de los temblores que dan los expertos.

¿Qué es la zona del epicentro?
Una región epicentral es toda la zona que se ve más afectada por un sismo a lo largo y a lo ancho, explicó en entrevista con QUO.mx el sismólogo Víctor Espíndola.

"Un sismo no es un punto en el mapa es un área grande, cuando reportamos un sismo y ponemos un punto es donde inicia pero es una región amplia. Un sismo es el efecto de una falla que se disloca o una región entre dos placas que acumula muchos esfuerzos que la van deformando, cuando ya no soporta más esfuerzo se resbala súbitamente y tiembla. Es como si tienes una regla la vas doblando se va deformando llega un momento que ya no soporta el esfuerzo y se rompe, no se rompe en un punto sino a todo lo ancho, esto ocurre en la corteza terrestre y la zona "rota" en la regla es el equivalente al epcientro".

¿Cómo saben si un sismo es o no una réplica?
Cuando se rompen partes de la placa tectónica y afecta a una zona epicentral, se concentran algunos esfuerzos locales, cuya energía se libera y producen las réplicas. Por lo que se sabe que esos sismos  son réplicas cuando ocurren dentro de la misma región epicentral, si es en otra zona es un nuevo temblor, explicó Espíndola quien labora en el Servicio Sismológico Nacional del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México.

No hay un número determinado de réplicas, el temblor del 20 de marzo de este año que tuvo como epicentro la Costa Grande de Guerrer ha tenido cientos, pero de acuerdo al sismólogo el de 1985 tuvo miles.

¿Existen los temblores premonitorios?
Sí, son aquellos que anteceden a un gran terremoto, pero sólo se pueden clasificar cuando el sismo de mayor magnitud ocurra.

Cuando un área extensa de una placa tectónica se va a dislocar por la acumulación de energía, hay rompimientos locales previos en algunas regiones. Se han hecho investigaciones, lo malo es que sólo se puede determinar sismos premonitorios cuando ya ocurrió el grande", explicó el sismólogo.

¿Ahora hay más sismos?
No, en el tiempo geológico de la Tierra hay momentos de gran quietud o de mucha actividad sísmica, ahora coinciden varios, pero eso ha pasado siempre, los procesos geológicos llevan cientos de años, nosotros tenemos registros de hace 100 años, una historia corta pero que nos permite conocer el panorama general, dijo el investigador.

La dinámica de las placas tectónicas se conoce, se acumulan esfuerzos o energía principalmente en los límites entre las placas, sabemos de los procesos en términos generales, cómo se deforma la corteza, pero no podemos determinar en qué momento se relaja súbitamente y por tanto genera algún sismo.

México es un país ubicado en una zona sísmica, la mayoría de los sismos que ocurren en el país se presentan a lo largo de la Costa del Pacífico. En la zona de la Costa Grande de Guerrero, desde Acapulco hasta Petatlán-Ixtapa-Zihuatanejo, el último sismo importante ocurrió el 16 de Diciembre de 1911 (hace 100 años). En esta región los sismos mayores suelen ser de magnitudes entre 7.5 a 7.7 grados, y estadísticamente se espera que ocurra un sismo con estas características en esa zona; sin embargo no es posible determinar la fecha de ocurrencia, la ubicación exacta del epicentro y la magnitud del sismo, ni en esa ni en cualquier otra zona.

El país se encuentra sobre 5 placas tectónicas que interactúan entre sí y producen sismos: la placa de Norteamérica, placa de Cocos, placa del Pacífico, la placa de Rivera y la placa del Caribe. Por esta razón no es rara la ocurrencia de sismos.

¿Por qué hay diferencias de magnitudes de los sismos entre el Servicio Sismológico Nacional y la Administración Geológica de Estados Unidos (USGS)?
La información que se recibe es distinta a partir de las estaciones sismográficas que se tienen distribuídas en las zonas de actividad sísmica. Las alertas sísmicas dependen del lugar en el que esté la estación y la distancia que recorre la onda del sismo en llegar a ella. Cuando ocurre un sismo se analizan los datos de las estaciones y se detecta de dónde provino la primer onda para calcular la zona de epicentro y la magnitud.

Para determinar la magnitud de un sismo se tiene que revisar la onda sísmica registrada en todas las estaciones, transformar la señal de la onda mecánica que registran a la energía que se podría liberar, los datos se van ajustando conforme se reciban más datos de las estaciones.

Las estaciones captan los sismos pero si están más alejados y son de magnitudes bajan tardan más en llegar. Si un temblor en la costa de Michoacán fuera de 8 o más grados en la Escala Richter llega más rápido a las estaciones que México tiene en las costas de Guerrero.

 

 

 

ETIQUETAS

NOTAS RELACIONADAS