*

PREGUNTAS INTELIGENTES


¿Por qué gritamos ¡ay! si nos golpeamos?

Y más respuestas para saciar a los más curiosos, relacionadas al dolor.

Esta y más respuestas relacionadas al dolor, para saciar tu curiosidad.

¿Por qué gritamos ¡ay! cuando nos golpeamos?

Este sonido seminvoluntario que hacemos cuando nos damos un golpe, nos pincamos o nos quemamos un dedo, es constante en todas las lenguas y todas las culturas.

Por ejemplo,  en español solemos decir ¡ay!, los alemanes dicen ¡Ach!, los noruegos ¡Aul! y los chinos ¡Aiya!

Todas las expresiones son un sonido producido con la boca abierta y una respiración corta. Ésta es la manera más rápida y más simple de hacer un sonido fuerte. Se cree que esta expresión evolucionó hasta convertirse en una alarma en las tribus sobre la existencia de un peligro.

¿Por qué es tan tentador arrancarse las costras?

Es una manifestación de nuestro cuerpo para mantenernos aseados. Por ejemplo, los monos se examinan constantemente a sí mismos y a los demás para buscar pulgas, suciedad y pequeñas heridas.

Cualquier rareza o desviación del contorno normal del cuerpo los lleva a hacer una investigación más detallada.

El dolor leve que sentimos cuando nos arrancamos una costra también hace que liberemos endorfinas, que pueden actuar como una forma de recompensa.

Este hábito, al igual que otros comportamientos para mantenernos limpios, también es una actividad que nos ayuda a distraernos cuando estamos aburridos, estresados o ansiosos.

¿Cuál es el origen de las 98 migrañas?

Hay de muchos tipos, todos relacionados con trastornos circulatorios en el cerebro o con problemas en él. Se sabe poco de su procedencia, pero es frecuente hallar antecedentes familiares en quienes las padecen.
 

ETIQUETAS