PREGUNTAS INTELIGENTES


¿Qué es un huracán, un ciclón y tifón?

Conoce cuál es la diferencia de estos fenómenos en las Preguntas Inteligentes de hoy.

Te ayudamos a ser experto con esta y más Preguntas Inteligentes.

Durante el último mes nuestro país ha sido azotado por una serie de huracanes, siendo el más devastador Ingrid. Pero no sólo nuestro país ha sufrido recientemente los embates de la naturaleza, India fue golpeada por el ciclón Phailin y Japón tuvó daños debidoa al tifón Wipha.

Todos estos fenómenos climáticos tienen diferentes nombres, por lo que es lógico suponer que se tratan de cuestiones distintas. Pero, de hecho estos tres son descripciones de un mismo fenómeno meteorológico: una masa de aire giratoria que se centra en un área de baja presión con  vientos de alta velocidad, fuertes lluvias y tormentas eléctricas.

Entonces, ¿dónde está la diferencia? Esta radica en la zona en la cual se generan. Los huracanes usualmente se forman en el norte del océano Atlántico y en el este del océano Pacífico en el hemisferio norte, siendo el mar Caribe el más afectado.

 En cambio, los tifones se desarrollan en la parte noroeste del Océano Pacífico, lo que afecta al sureste de Asia, el mar del sur de China y  principalmente Japón. Ambos son tipos de ciclones tropicales que se forman por grandes masas de agua tibia en los trópicos.

De acuerdo con Richard Gray de The Telegraph, normalmente el ciclón es un cuerpo en espiral de aire y una vez que alcanza un determinado tamaño e intensidad se convierte en huracán o tifón. Su energía proviene de la evaporación del agua de la superficie del océano que forma nubes en la alta atmósfera. La combinación de altas temperaturas superficiales del mar, la inestabilidad atmosférica, alta humedad en la troposfera y el efecto “Coriolis” producen un centro de baja presión que se combinan para formar tales ciclones tropicales.

La circulación de aire caliente y húmedo adquiere un movimiento circular debido a la rotación de la Tierra, girando en el sentido de las agujas del reloj en el hemisferio sur y en contra sentido en el hemisferio norte .

Este aire se acumula hasta formar un ciclón, que visto desde arriba se ve en forma de espiral con un hoyo (“ojo”) al centro. Los ciclones tropicales normalmente se extienden cientos de kilómetros, han llegado a alcanzar más de 2500 km de diámetro. En general, tienen vientos de menos de 120 km por hora, algunos de los más fuertes rondan los 314 kph.

Los huracanes se catalogan bajo la escala “Saffir –Simpson” que clasifica la velocidad del viento y la intensidad de los daños, siendo 1 lo más débil y 5 lo más poderoso. En 2005 hubo cuatro huracanes de categoría 4, incluyendo a Katrina. Igualmente, los tifones se clasifican con esta escala, sin embargo, la Agencia Meteorológica de Japón también utiliza su propia escala “Typhoon”.

Generalmente, hay de 10 a 15 huracanes por año, mientras que los tifones alcanzan la cifra de 30. A diferencia de la temporada de ciclones tropicales, no existe una temporada oficial de tifiones ya que se forman durante todo el año en el norte del Pacífico Occidental, siendo en junio y noviembre el período más intenso. Los huracanes se forman principalmente entre los meses de junio y noviembre.  La cuenca occidental del Pacífico Norte tiene la mayor actividad ciclónica tropical intensa.

Según la Organización Meteorológica Mundial, en 2012, la región experimentó una gran temporada de ciclones tropicales, 25 alcanzaron la intensidad de tormenta tropical o superior.  Las tormentas tropicales se nombran usando un método estándar establecido por la OMM, a cada cuenca oceánica se asigna una lista de nombres de huracanes para los próximos seis años. Estos nombres son presentados por el Órgano Regional de Ciclones Tropicales en su reunión anual.

Los huracanes se nombran usando una lista de rotación de nombres masculinos y femeninos . Esto comenzó a principios del siglo pasado cuando el mástil de un barco llamado “Antje” fue arrancado por un huracán, el cual se conoció con el mismo nombre.  Los meteorólogos comenzaron a identificar las tormentas con nombres de una lista ordenada alfabéticamente por lo que la primera tormenta que se produce en un año se inicia con la letra A.

A finales de la década de 1900, se comenzaron a utilizar nombres masculinos para las tormentas que se forman en el hemisferio sur. Ahora, las tormentas reciben nombres masculinos y femeninos de forma alterna.  Los nombres de los tifones también se seleccionan de una lista, pero estos son mucho más complicados. Un conjunto de 140 nombres son seleccionados por los países alrededor de la cuenca e incluyen nombres de personas, animales, plantas, palabras astrológicas, lugares y figuras mitológicas. No están ordenadas alfabéticamente y son asignadas por el centro meteorológico de Japón. De acuerdo con esta lista, el último tifón se llamó Francisco y el siguiente será nombrado Lekima .

Del mismo modo las tormentas que se forman en el Océano Índico, cerca de Australia , Fiji, Papua Nueva Guinea e Indonesia, tienen sus propias listas de nombres. Cuando una tormenta ha sido particularmente mortal o costosa, su nombre se considera inadecuado para ser usado posteriormente y se elimina de la lista para siempre. Katrina, Mitch y Tracy son ejemplos de esto.

ETIQUETAS

NOTAS RELACIONADAS