Aunque los avances en la medicina han mejorado considerablemente la vida de las personas que padecen el VIH y han hecho que el virus sea mucho más manejable, sigue siendo difícil lograr una cura permanente. Los científicos han hecho un gran avance en esta área, utilizando la herramienta de edición de genes CRISPR-Cas9 para eliminar completamente el virus de los genomas de los animales vivos por primera vez en la historia.

Parte de la razón por la que el VIH ha sido tan difícil de curar es porque cuando no está ocupado replicándose y extendiéndose por todo el cuerpo, puede permanecer latente y permanecer invisible para el sistema inmunológico de su huésped. Una vez que esas defensas inmunes están fuera de la vista, pueden salir de la carpintería y comenzar a replicarse e infectarse de nuevo con el abandono salvaje.

Los medicamentos antirretrovirales actuales son buenos para mantener a raya estas astutas maquinaciones a fin de evitar ataques y ayudar a prevenir la transmisión. Pero no hace falta decir que librar al cuerpo del virus de una vez por todas sería un resultado mucho mejor, y últimamente estamos viendo algunos progresos emocionantes hacia este objetivo.

A la vanguardia de estos avances están los investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Temple, que en 2014 descubrieron cómo usar la edición de genes para eliminar permanentemente el virus del VIH de las células humanas cultivadas. Ahora han convertido este tipo de tecnología a los genomas de animales vivos, y trabajando con científicos del Centro Médico de la Universidad de Nebraska, han producido algunos resultados emocionantes.

Los investigadores han estado buscando una cura permanente para el VIH a través de la herramienta CRISPR-Cas9, una tecnología de edición de genes que puede ser utilizada para cortar ciertas secuencias del ADN de un organismo. La estrategia de replicación del VIH se basa en su capacidad de infiltrar células inmunitarias con su propia secuencia de ADN, por lo que en cierto modo se presenta como un caso potencial de uso perfecto para la tecnología de edición genética.

El gran avance se debe a la combinación de CRISPR-Cas9 con un nuevo tipo de terapia antirretroviral (ART) llamada ARTE LÁSER, que permite que los medicamentos antirretrovirales se liberen lentamente durante semanas, manteniendo baja la replicación del VIH durante períodos de tiempo más largos. Los investigadores querían averiguar si esto podría amortiguar la replicación del VIH durante el tiempo suficiente para que CRISPR-Cas9 pudiera deshacerse de él por completo.

Ellos investigaron esta teoría en ratones diseñados para ser vulnerables a la infección por VIH. Luego trataron a los ratones con ARTE LÁSER para reducir el virus a niveles muy bajos, y utilizaron CRISPR-Cas9 para luego cortar las secuencias de ADN relevantes dentro de las células infectadas. El análisis de seguimiento reveló que el VIH había sido completamente eliminado en alrededor de un tercio de los ratones.

«El gran mensaje de este trabajo es que se necesita tanto CRISPR-Cas9 como la supresión del virus a través de un método como el ARTE LÁSER, administrado conjuntamente, para producir una cura para la infección por VIH», dice el Dr. Khalili. «Ahora tenemos un camino claro para avanzar hacia ensayos en primates no humanos y posiblemente ensayos clínicos en pacientes humanos dentro de un año.»