El Coronavirus es una pandemia. ¿Qué significa eso?

Relacionado

Como lamentablemente podría esperarse, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado que COVID-19 se ha convertido en una pandemia. Satisface los tres criterios utilizados para definir una pandemia:

  1. se ha extendido entre la gente,
  2. ha causado muertes
  3. se ha extendido globalmente

“En las últimas dos semanas – escribe la OMS – el número de casos de COVID-19 fuera de China ha aumentado 13 veces, y el número de naciones afectadas se ha triplicado. Hoy en día hay más de 118 mil casos en 114 países, y 4.291 personas han perdido la vida. Miles más están luchando por sus vidas en los hospitales. En los próximos días y semanas, esperamos ver aumentar aún más el número de casos, muertes y países afectados. La OMS ha evaluado esta epidemia de manera oportuna y nos preocupan mucho tanto los alarmantes niveles de propagación y gravedad como los alarmantes niveles de inactividad”.

“Pandemia no es una palabra que deba usarse a la ligera o con imprudencia”, continúa la OMS. “Es una palabra que, si se usa de manera inapropiada, puede causar un miedo irrazonable, o una aceptación injustificada de una batalla perdida, lo que conduce a un sufrimiento y una muerte innecesarios. Describir la situación como pandemia no cambia la evaluación de la OMS del peligro que representa este coronavirus. No cambia lo que estamos haciendo y lo que los países deberían hacer. Nunca antes habíamos visto una pandemia de coronavirus y, al mismo tiempo, una pandemia que parece ser controlable“.

Todas las naciones, continuó Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS, deben identificar, probar, aislar y hacer un seguimiento de los casos positivos para evitar la propagación del coronavirus en la comunidad. “Agradecemos las medidas tomadas en Irán, Italia y Corea del Sur para frenar el virus y controlar sus brotes de COVID-19. Sabemos que estas medidas están costando mucho a la sociedad y a la economía, al igual que le han costado a China

¿Qué es una pandemia?

La mayoría de los expertos que estudiaban el nuevo coronavirus chino pensaban que 2019-nCoV tenía todas las credenciales para ser declarado una pandemia. ¿Qué significa eso? Esta etiqueta está reservada a las enfermedades infecciosas que amenazan la salud de muchas personas en el mundo simultáneamente, porque afectan a varios países en diferentes continentes. Las enfermedades infecciosas de origen viral causadas por patógenos nuevos para la ciencia, que se transmiten rápidamente de persona a persona de manera “eficiente”, son candidatos ideales para dar lugar a una pandemia: el coronavirus 2019-nCoV tiene todas estas características.

Una novedad inoportuna

Una infección viral puede ser declarada pandemia si es causada por un patógeno marcadamente diferente de las cepas que han circulado recientemente y si los humanos tienen poca o ninguna inmunidad a ella. De acuerdo con estas descripciones, el nuevo coronavirus, para el cual se declaró una emergencia mundial en febrero, tiene todas las características para ser redefinido como tal.

Una vez que se desarrollaron también brotes locales en los países en los que se “exportó” el virus, se crearon las condiciones para declarar la infección por el NCOV de 2019 como pandemia. La OMS ha desarrollado una clasificación de seis pasos que describe el camino que debe seguir un nuevo virus para convertirse en una pandemia. Va desde la transmisión exclusivamente entre animales (fase 1), a la propagación de la infección entre humanos (fase 4), hasta la capacidad de sostener brotes locales en al menos otro país fuera del país de origen.

Se suspende la sentencia

Para Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS, la propagación del nuevo coronavirus fuera de China fue “mínima y lenta” hasta hace poco. De hecho, es la alta transmisibilidad -y no tanto la tasa de mortalidad- lo que hace que una infección sea una posible pandemia.

No basta con que una enfermedad esté extendida y sea potencialmente letal: el cáncer no es una pandemia, mientras que en 2009 fue una pandemia con la gripe A/H1N1 (la llamada fiebre porcina). Aunque con una tasa de mortalidad relativamente baja (estimada entre el 0,02% y el 0,1%, en comparación con alrededor del 0,2% para la gripe estacional y alrededor del 2% para el nuevo coronavirus), cuando se declaró la pandemia en junio de 2009, la peste porcina afectó al menos a 74 países, también atacó en los meses de verano y afectó a un segmento de la población que normalmente era menos vulnerable a este tipo de enfermedad.

¿Cómo intervenir?

Para muchos epidemiólogos, cerrar las fronteras a los patógenos altamente infecciosos no siempre funciona, porque las fronteras son una realidad extremadamente “porosa”. Sin embargo, un examen eficaz y unas medidas apropiadas de contención/restricción pueden hacernos ganar un tiempo valioso para elaborar una estrategia de prevención.

Otros artículos

Comentarios

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Popular