Países industrializados enfrentarán crisis energética con paneles solares

Relacionado

Este sector hoy en día cuenta con muchos inversionistas que han visto una gran oportunidad para crecer, incentivando el uso de la energía renovable para abaratar los costos de la industria y reducir el impacto ambiental.

La industrialización ha traído consigo un progresivo deterioro en el ambiente, generando crisis en algunos países, donde se ha implementado el uso de la energía renovable, en aras de mantener operativas las fábricas e incluso, ha sido incorporada en el uso doméstico.

Esto sin duda es una ventaja, en especial en algunas regiones de Europa, ya que la ciencia ha permitido innovar, incorporando la tecnología en la fabricación de una serie de dispositivos que garantizan el máximo rendimiento energético, reduciendo gastos, con sentido ecológico.

Mediante un proceso de fusión nuclear, se ha logrado aprovechar la energía solar, aplicando una conversión térmica con altas temperaturas o por la modalidad fotovoltaica. En la primera opción, la energía térmica se obtiene y se almacena en fluido, mientras que en la segunda, se calienta el líquido en unos colectores. Empleando unas placas solares se puede transformar la energía luminosa en eléctrica.

paneles solares

Una fuente energética natural e ilimitada

Desde épocas remotas, la energía solar fue aprovechada por antiguas civilizaciones, las cuales encontraron la manera de crear herramientas para la evolución, impulsando nuevas formas de vida en el planeta. 

Más allá de ser el responsable de procesos naturales como el crecimiento de las plantas, el sol ha sido imprescindible para incrementar el rendimiento de procesos industriales, sobre todo en lo relacionado con el ámbito agrícola.

Aunque inicialmente los sistemas solares estaban sujetos a una modalidad pasiva, poco a poco se fueron desarrollando técnicas, hasta llegar a la energía térmica y luego a la fotovoltaica. La cultura romana fue la primera en habilitar invernaderos, mientras que los físicos y matemáticos como Arquímedes, se enfocaron en el análisis de la radiación solar.

El dato más interesante 

“Los paneles solares incrementan el valor de las viviendas en el mercado”

Descubrimientos que transformaron la industria

Los primeros colectores solares térmicos fueron diseñados en 1767, pero a baja escala, pues en aquel entonces, se inventaron instrumentos que se utilizaban con bajas temperaturas. A partir de allí, salieron a la luz diferentes implementos que hacían uso de esta energía renovable, no sin antes tomar en cuenta la experiencia de Leonardo da Vinci al estudiar la generación de vapor y el calor industrial en el siglo XV.

 Justamente, en 1792, se creó el primer horno solar, cuyo responsable fue el químico francés Lavoisier. Perfeccionando la técnica, la radiación solar era concentrada en un foco para generar altas temperaturas, con la intención de fundir metal.

A finales de los 50, Estados Unidos comenzó a utilizar células solares en sus satélites, pero con la aparición de los combustibles fósiles y el bajo costo de la energía no renovable, el uso de la energía solar pasó a un segundo plano. Desafortunadamente, el ambiente pasó factura, reflejando un impacto negativo, como el efecto invernadero.

Los movimientos ecológicos fueron los responsables de retomar el uso de la energía solar. Los sectores de la industria, motivados por razones de índole económica, empezaron a utilizar estos sistemas para generar electricidad. 

Así, en 1891 se obtuvo la patente para el primer calentador solar de agua caliente, a cargo de Clarence Kemp. Posteriormente, la Guerra del Golfo permitió que los países se interesaran aún más por la energía solar, a fin de tener otra alternativa energética viable frente a la explotación petrolera. 

paneles solares

¿Cuáles son las ventajas de utilizar energía solar? 

Un punto a favor, es que se trata de una energía que no contamina, aparte de que es muy económica y accesible hasta en los países en vías de desarrollo. El único detalle es que la fuente es intermitente, es decir, depende de las condiciones climáticas y el rendimiento no es tan elevado. 

El efecto se genera cuando se activan los paneles solares, así la electricidad es ideal para el uso doméstico. Una instalación convencional incluye una lámina de silicio mono cristalina, aunque también puede ser policristalina, enmarcada en metal, con un armazón de vidrio. 

Cuando el sol calienta, se emite una serie de electrones (con carga negativa), lo que genera una corriente eléctrica que de inmediato es captada por la estructura de cableado.

Cómo se obtiene la energía solar

Para mayor efectividad de un sistema de energía solar, hay que tomar en cuenta una serie de factores como el nivel de nubosidad y las sombras, debido a que pueden interferir con la generación de electricidad. 

La velocidad de la corriente está sujeta a la calidad de los materiales empleados. Los más eficaces suelen ser costosos, pero permiten ahorrar tiempo, dinero e incluso, esfuerzo. 

La corriente continua que se obtiene a partir de los electrones es útil para el uso de diferentes dispositivos, desde los sistemas de alumbrado y luces domésticas, hasta vehículos eléctricos. Cabe resaltar que, antes de eso, la electricidad CC (corriente continua) se convierte a CA (corriente alterna) a través de un inversor, el cual se puede configurar según los requerimientos del usuario.

energía renovable

“La energía solar es una fuente inagotable, barata y factible, en comparación con los costos y la disponibilidad de los combustibles fósiles”

Tecnología con energía renovable

Gran parte de los paneles solares que se comercializan en el mercado están fabricados con silicio cristalino. Sin embargo, la tecnología no se detiene y ha arrojado resultados exitosos en la incorporación de otros sistemas como por ejemplo, los paneles solares elaborados con telururo de cadmio (CdTe), cobre, diseleniuro de indio (CIGS) y células fotovoltaicas orgánicas (OPV).

Cada uno de ellos transmite electricidad a su manera, en diferentes longitudes. La diferencia radica en el costo y en la efectividad de los materiales. Son instalados empleando láminas muy delgadas y aunque todavía muchas personas se resisten a usarlos, son sistemas rentables que en el futuro pueden convertirse en una alternativa de ahorro energético.  

Además de ocasionar el menor impacto ambiental, la energía solar es una fuente inagotable y barata, sobre todo en España, donde se encuentra el mejor mapa solar europeo como modelo a seguir. Y es que una hora es suficiente para suministrar fluido eléctrico a la población mundial, sin necesidad de invertir grandes sumas de dinero o procesar combustibles fósiles.

Una inversión rentable 

Instalar paneles solares realmente es una opción muy tentadora para quienes desean reducir costos por concepto de pago del servicio eléctrico. Mensualmente es rentable, sin mencionar el hecho de que es independiente de la red pública, quedando exenta de las fluctuaciones típicas de los precios del combustible. 

Según los analistas, a largo plazo los costos por electricidad serán sumamente elevados, lo que amerita una solución inmediata. Aparte de ser una modalidad beneficiosa, es una inversión que será de gran utilidad y permitirá, incluso, revalorizar los inmuebles, pues las encuestas revelan que las propiedades con sistema solar, son vendidas con mayor rapidez y con un margen de ganancia superior al 17 por ciento, en comparación con la infraestructura convencional. Por lo tanto, contar con un panel solar en una vivienda hace que sea más interesante adquirirla.

países industrializados usarán la energía solar

Diversidad de usos

La energía solar es ideal para instalar sistemas artificiales de riego, activar sistemas de calefacción o enfriamiento en el hogar –añadiendo bromuro de litio-, fomentar el transporte ecológico, facilitar el mantenimiento de satélites, estaciones en el espacio, entre otros usos.

Al reducir el impacto ecológico, las ciudades industrializadas notarán el cambio al observar una reducción del dióxido de carbono (CO2) y demás agentes contaminantes que empeoran la atmósfera. En este sentido, una solución energética debe ser sostenible y eficaz para enfrentar el cambio climático y propiciar un entorno seguro para las futuras generaciones.

Sin embargo, aún queda mucho camino por recorrer, razón por la cual los científicos se encuentran analizando, mediante ensayos, el uso de nuevos tipos de células solares en el espacio, al igual que la fabricación de compuestos ecológicos, entre otros sistemas que pueden refrigerarse sin el consumo de electricidad.

La factibilidad de los proyectos es la prioridad para introducir en el mercado baterías térmicas, células baratas, fotosensibilizadores, entre otros componentes altamente eficientes que abaratan costos y que pueden instalarse en cualquier lugar.

Otros artículos

Comentarios

Popular