Los telómeros son pequeñas porciones de ADN que se encuentran en el extremo de cada cromosoma. El final del ADN es muy inestable: se degrada químicamente y está sujeto a recombinaciones más frecuentes que el resto de la molécula. La función de los telómeros es evitar que la hélice se desangre. En la práctica, actúan como protectores plásticos en las puntas de los cordones de los zapatos.

Los telómeros no contienen información genética significativa para la expresión de una determinada característica. En cambio, tienen un papel importante (aún no totalmente comprendido) en la determinación de la vida útil de cada célula. Por ejemplo, se acortan constantemente con cada duplicación. Consisten en un grupo característico de nucleótidos, los bloques básicos del genoma (es decir, timina, adenina, guanina y citosina). En la mayoría de los mamíferos la secuencia de telómeros es siempre la misma, y es TTAGGGG. Algunos investigadores sostienen que sería suficiente suministrar a la célula telómeros para prolongar su vida útil.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here