Siguiendo con un increíble estudio de la Universidad de Yale que examina la relación metabólica entre medicamentos comunes y diferentes especies de bacterias intestinales, un nuevo estudio ha ofrecido la primera descripción rigurosa de cómo una sola especie de bacteria puede interrumpir específicamente la eficacia de un medicamento utilizado para tratar la enfermedad de Parkinson.

Durante décadas, la levodopa (L-dopa) ha sido el único tratamiento farmacológico eficaz para los enfermos de Parkinson. Sin embargo, se sabe que la eficacia del medicamento varía drásticamente de un paciente a otro. Los médicos han sido conscientes desde hace mucho tiempo de que algunas de estas variaciones pueden explicarse por ciertas enzimas que metabolizan el medicamento antes de que pueda viajar al cerebro, y se han desarrollado medicamentos secundarios para ayudar a sofocar este metabolismo no deseado. Pero aún así, persisten importantes variaciones en la eficacia de una persona a otra.

Anteriormente se ha descubierto que las dosis altas de antibióticos de amplio espectro pueden mejorar la respuesta del paciente a la L-dopa, lo que implica que ciertas bacterias intestinales podrían ser responsables de metabolizar el fármaco. Investigando esta hipótesis, un equipo de investigadores de la Universidad de Harvard y de la Universidad de California en San Francisco se propuso descubrir si una sola especie bacteriana podría ser responsable.

Los investigadores primero buscaron qué especies específicas de bacterias intestinales tenían la capacidad de producir enzimas conocidas para metabolizar aminoácidos similares a la L-dopa. Varias especies encajan en el proyecto de ley, pero una bacteria metabolizó la L-dopa consistentemente a través de cada cepa probada: Enterococcus faecalis (E. faecalis).

Los investigadores descubrieron que E. faecalis convierte efectivamente L-dopa en dopamina antes de que el medicamento pueda llegar al cerebro. Después de eso, se descubrió que una molécula llamada tirosina puede bloquear la enzima producida por E. faecalis que metaboliza L-dopa.

«La molécula apaga este metabolismo bacteriano no deseado sin matar a la bacteria; sólo se dirige a una enzima no esencial», explica el primer autor de la nueva investigación, Maini Rekdal.

Mientras que este mecanismo explica cómo el camino de L-dopa hacia el cerebro puede ser interrumpido, un estudio adicional reveló un segundo proceso microbiano que puede apuntalar muchos de los efectos secundarios negativos que sufren algunos pacientes de Parkinson cuando toman el medicamento.

Los investigadores descubrieron otra especie bacteriana, llamada Eggerthella lenta (E. lenta), que toma el exceso de dopamina creado y lo convierte en meta-tiramina. Esta particular acción microbiana sorprendió a los investigadores, y se hipotetiza que este mecanismo secundario podría modular muchos de los efectos secundarios comúnmente conocidos en relación con la L-dopa.

«Todo esto sugiere que los microbios intestinales podrían contribuir a la dramática variabilidad que se observa en los efectos secundarios y la eficacia entre los diferentes pacientes que toman L-dopa», dice Emily Balkus, autora correspondiente del nuevo estudio.

Una de las áreas más convincentes y florecientes de la investigación médica hoy en día es la influencia de nuestro microbioma intestinal en una gran cantidad de mecanismos en nuestro cuerpo. Un estudio de la Universidad de Yale catalogó la semana pasada cómo 76 tipos de bacterias intestinales pueden afectar negativamente a 176 medicamentos comúnmente recetados. En última instancia, esta nueva investigación describe el panorama más completo hasta la fecha de cómo una especie bacteriana específica puede interrumpir el metabolismo de un medicamento de uso común.

El sorprendente estudio ofrece una nueva perspectiva de por qué los medicamentos no funcionan de la misma manera en todas las personas, y una mejor comprensión de estos mecanismos puede sugerir maneras de mejorar significativamente la eficacia de los medicamentos que ya hemos desarrollado, en lugar de producir otros completamente nuevos.