1. Se comen todo. Los hábitos alimenticios de los murciélagos son diferentes dependiendo de la especie, pero en general hay algo para todos. La mayoría de ellos prefieren los insectos, mientras que los Megachiroptera, que incluye las grandes especies de países tropicales, se alimentan de frutas y verduras. Hay especies carnívoras, otras que no desprecian el polen de las flores, y otras (el Noctilio, llamado murciélago pescador) que capturan peces pequeños. Los Desmodontids son los famosos «murciélagos vampiros»: con sus afilados dientes penetran la piel de la víctima (animales pequeños pero también ganado) y chupan la sangre.
  2. Tienen una vida muy larga. Aunque tan pequeños, son extrañamente muy longevos. Es bien sabido que los animales pequeños no suelen vivir tanto tiempo como los grandes. El murciélago de Brandt (Myotis brandtii), que como adulto pesa menos de diez gramos, puede superar la venerable edad de 40 años: un récord, en relación con su pequeño tamaño. También se han realizado estudios sobre el genoma de este pequeño mamífero, en busca de información que nos ayude a entender las enfermedades degenerativas y, quizás, a alargar nuestra vida.
  3. Tienen un sistema inmunológico muy fuerte. Además de ser longevos, los murciélagos no se enferman mucho. Se han realizado varios estudios sobre el sistema inmunológico de estos animales, portadores sanos de enfermedades terribles como el Ébola, Hendra, SARS y especialmente la rabia. Aún no está claro qué causa la súper inmunidad de los murciélagos. Comprender esto podría ayudarnos a luchar contra tantas enfermedades infecciosas.
  4. Están en peligro por un hongo. A pesar de su increíble sistema inmunológico, incluso los murciélagos tienen enemigos poderosos. La amenaza más grave de los últimos años proviene de un hongo, el Pseudogymnoascus destructans, que causa en esos pequeños mamíferos una enfermedad muy grave, llamada síndrome de la nariz blanca, debido a la corteza blanca que se forma en la nariz, las alas y las orejas de los especímenes infectados. Esta enfermedad ya ha causado la muerte de millones de animales: en 2014 se propuso un modelo para explicar el curso de la enfermedad, desde la infección hasta la muerte del murciélago durante la hibernación.
  5. ¡Valen mucho dinero! Muchos murciélagos son insectívoros y, por lo tanto, desempeñan un papel clave en la agricultura, liberando a los cultivos de insectos y plagas de forma natural. También son importantes para la producción de guano, que se deposita en cuevas donde se cobijan las colonias y se utiliza como fertilizante. Por último, la carne de murciélago se considera un manjar: no aquí con nosotros, sino en algunas regiones del mundo, por ejemplo Indonesia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here