Es un síndrome de alteración social que afecta la comunicación no verbal, pero no existe asociación con discapacidad intelectual

El dato más interesante

El síndrome se diagnosticaba por separado, pero a partir del año 2013 fue catalogado como un Trastorno del Espectro Autista 

  • ¿Sabías que muchos famosos padecen el síndrome?…Mentes brillantes de la historia también fueron diagnosticados, como Albert Einstein. 
  • Es un síndrome que, según los registros más recientes, lo llegan a padecer más los niños que las niñas. 

MCFC.- ¿Quién lo llegaría a pensar? La teoría de la relatividad y de la evolución, piezas musicales maestras que han quedado como legado mundial, películas ganadoras del máximo galardón del séptimo arte, el invento de la energía alterna de alta frecuencia y otras maravillas de diferentes géneros fueron creadas por genios que padecieron y, aún padecen el síndrome de Asperger. 

Aunque no todos los que la padecen cuentan con estas prodigiosas actitudes, sí que existe un registro importante de personajes de la historia, del mundo del arte, la ciencia, el deporte y el espectáculo que tienen en común esta condición y es por eso que por muchos es denominado como el “síndrome de los genios”. 

El síndrome de Asperger es un trastorno del desarrollo neurológico y se logra identificar, entre otros síntomas, por la carencia de relacionamiento social del individuo que lo padece. Investigaciones recientes indican que por lo menos uno de cada cien niños lo tiene (Estudio realizado en EE.UU) siendo los varones los que registran el mayor número de diagnósticos. 

El síndrome recibió ese nombre porque fue descrito por Hans Asperger en 1994, año en el que la ciencia lo identificó como tal, sin embargo, no fue sino hasta el año 2013 cuando fue catalogado dentro la categoría de Trastorno del Espectro Autista (TEA). 

Es una condición que hasta los momentos, aun cuando la ciencia y la tecnología marcan un paso de avance muy acelerado, no tiene cura y se desconocen las causas de su desarrollo. No obstante, científicos aseguran que tiene que ver con la genética en combinación con factores ambientales. 

En ese sentido, algunos movimientos de padres de niños con TEA en países latinoamericanos están solicitando estudios más profundos que puedan comprobar la relación de padecer el síndrome con la inhalación de gases químicos derivados del petróleo. (Personas que trabajan en industrias petroquímicas y que tienen hijos con TEA, en diferentes niveles, son los protagonistas de esta petición).

Esto además pudiera coincidir con el hecho concreto de que tradicionalmente las tasas de estos trastornos eran más altos en niños blancos que viven en países desarrollados, pero recientes informes han encontrado una reversión en el diagnóstico, resultando ahora un aumento del autismo en niños negros e hispanos. 

Entretanto, los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos aseguran que están trabajando para hallar los factores de riesgo o las posibles causas que han provocado las crecientes tasas de aparición de TEA en estas regiones y atender así, las necesidades de familias y comunidades que se han visto afectadas por el mismo. 

Lo síntomas del síndrome de Asperger

…¿Inteligencia y creatividad o buen relacionamiento social? Este es un trastorno que es diagnosticado a temprana edad y es muy importante que el niño sea sometido a tratamientos que le permitan trabajar su capacidad de interacción social, ya que es uno de los principales síntomas que llegan a afectar su calidad de vida, tanto infantil como adulta. 

Son niños que no presentan discapacidad intelectual, mientras que los aspectos formales del lenguaje no se ven trastocados. Es un trastorno de carácter neurológico en el que se ven afectados factores de comunicación, elementos del comportamiento y también del pensamiento.

Actualmente el síndrome tiene 2 clasificaciones: el DSM 5 y el CIE-11; y aunque en cada individuo que lo tiene pueden presentarse características diferentes, son comunes los siguientes síntomas: 

  • Dificultad para comprender la comunicación no verbal como gestos, tonos de voz, expresiones faciales y otros 
  • Son excesivamente literales por lo que es normal que no comprendan un comentario sarcástico o en doble sentido, bromas, chistes, metáforas, etc.
  • Son fieles a rutinas que siguen de manera estricta y repetitiva 
  • Muestran intereses concretos por un tema o actividad específica, en ocasiones de una manera obsesiva.

Características positivas de un individuo con Asperger 

Aunque se insiste en que cada persona es diferente, quienes presentan el síntoma por lo general son sinceros, honestos y genuinos. Una vez logran estabilizar sus procesos de interacción social llegan a ser excelentes amigos. Son buenos para repetir patrones, seguir instrucciones al pie de la letra y llegan a convertirse en expertos en algún tema determinado. 

Hay casos de niños con Asperger que son excelentes alumnos en la escuela, tienen gran capacidad de retentiva para memorizar nombres y números y pudieran presentarse como niños prodigios o genios. 

Es muy importante un diagnóstico temprano y recibir el adecuado tratamiento

Son muchas las acciones que llegan a normalizar y mejorar en gran medida la calidad de vida de un niño con Asperger. Un buen ambiente familiar, una adecuada formación educativa y recibir apoyo especializado e individualizado deben ser premisas de un tratamiento efectivo. 

Hay que aclarar e insistir en que el Asperger no es una enfermedad, se trata de un trastorno neurológico que llega a afectar el sistema nervioso y cerebral en el período prenatal. Hasta los momentos no hay un tratamiento preventivo, tampoco una cura o una reversión. Sin embargo, existen sistemas de apoyo, recomendados por todas las asociaciones de la salud, que son de carácter psicológico y educativo, que están orientados a elevar la calidad de vida de quien lo padece y de su familia. 

Someter al niño a este tipo de tratamientos permitirá impulsar sus oportunidades de inclusión social e impactar de manera positiva en su desarrollo integral logrando que puedan experimentar con normalidad las situaciones que se le presenten a lo largo de sus años de vida. 

Aprender a diferenciar el Asperger del TDAH

Muchas personas usan el término “Síndrome de Asperger” para referirse a autismo leve y es en este sentido que se ha llegado a confundir esta condición con el TDHA (Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad). Es cierto que ambas condiciones presentan similitudes de comportamiento, pero son diferentes y con causas diferentes. 

Es entonces que se asegura que el Asperger y el TDAH tienen algunas similitudes pero sus condiciones son distintas. Dicho de otra manera, las personas con Asperger presentan dificultades para responder a normativas sociales, pero una persona con TDAH presenta problemas relacionados con la capacidad de atención, concentración, hiperactividad e impulsividad. 

Vamos a ver las diferencias a través de la siguiente tabla de datos, para tenerlo más claro:

AspergerTDAH
Según información proveniente de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades, se presenta en un 2% de personas de Norteamérica, Asia y Europa
Afecta al 9% de los niños con edades comprendidas entre los 3 y los 17 años y a un 4% de adultos que no llegaron a ser diagnosticados a tiempo
Tienen interés por un tema u objeto Muestran dificultad de atención y concentración
Dificultad para involucrarse en conversaciones y regular su tono de vozPueden llegar a interrumpir a personas que están hablando
Habilidad para seguir patrones y rutinas repetitivasDificultad para seguir instrucciones y tareas escolares (Soñar despiertos)

Otro dato interesante

Los profesionales de la salud que están especializados para diagnosticar el Asperger y el TDAH son: pediatras, neurólogos, psiquiatras de niños, psicólogos infantiles y pediatras del comportamiento de desarrollo. 

Es frecuente que los profesionales de la salud tarden un poco más en diagnosticar el Asperger porque estos niños no suelen presentar dificultades de lenguaje o retrasos intelectuales.

Famosos con síndrome de Asperger

Aunque suene antagónico, resulta que muchos famosos, intelectuales prodigios y genios de la historia han sido diagnosticados con el síndrome de Asperger. Mencionamos algunos a continuación: 

Albert Einstein

Sin duda alguna, una de las mentes más brillantes de la historia. Presentó problemas para hablar hasta los 9 años. No fue buen estudiante y sus papás llegaron a pensar que tenía retraso mental. 

Quienes lo conocieron, aseguraban que era una persona sumamente obsesionada con el trabajo.

Nikola Tesla

El ingeniero inventor de la energía alterna de alta frecuencia y otros inventos sufría de fobias y de repentinos cambios de humor. Todo parece indicar que sufría de un trastorno obsesivo, hoy conocido como Asperger. 

Charles Darwin

El creador de la teoría de la evolución sufría el síndrome. Explicaban que tenía una gran obsesión por la naturaleza y disfrutaba de su soledad. Estos son algunos síntomas característicos de esta condición.

Isaac Newton

Este físico también presentó síntomas de Asperger. Le costaba mucho relacionarse socialmente y todo lo que no fuera estudiar le parecía una pérdida de tiempo. 

Tim Burton 

Él ha negado padecer el síndrome, sin embargo, su esposa ha declarado que Burton ha mostrado episodios claros de padecimiento de esta condición.

Steven Spielberg

Al famoso director de cine le costó mucho relacionarse con amigos durante su niñez, prefería jugar solo e inventar historias. 

Keanu Reeves

Aunque no ha sido confirmado, algunos expertos han estudiado sus gestos y la característica dificultad para desenvolverse con la prensa delata los síntomas del síndrome.

Bill Gates

Muestra un balanceo cuando se concentra y se ratifica cuando se enoja y evita ser entrevistado. 

Lionel Messi

La estrella del fútbol muestra claros síntomas del síndrome. Tiene una mirada perdida y se comunica poco con la prensa y sus compañeros. 

Michael Phelps 

Es uno de los mejores deportistas del mundo. Al igual que Messi, se le nota la mirada perdida y pocas veces sonríe.

Otros famosos con el síndrome de Asperger son: Woody Allen Vernon Smith (premio nobel de economía), Daryl Hanna (actriz), Dan Aykroyd (actor cómico), Syd Barrett (cantante y guitarrista de Pink Floyd), Ludwig Van Beethoven y Wolfgang Amadeus Mozart