La terapia de choque puede parecer anticuada e incluso algo arcaica, pero los bajos niveles de estimulación eléctrica han demostrado tener una variedad de beneficios cuando se usan apropiadamente. La FDA acaba de dar el visto bueno al primer dispositivo de «choque» de la historia para su uso en niños con TDAH, pero no es tan intenso como podría parecer.

Lejos de un poderoso «choque» eléctrico, el dispositivo, llamado Sistema de Estimulación del Nervio Trigeminal externo de Monarch (eTNS, por sus siglas en inglés), produce lo que los médicos consideran niveles terapéuticos de estimulación en partes del cerebro que se han relacionado con los síntomas del TDA/H.

Un comunicado de prensa de la FDA ofrece un resumen de cómo se utiliza el dispositivo:

El sistema eTNS Monarch está diseñado para ser utilizado en el hogar bajo la supervisión de un cuidador. El dispositivo del tamaño de un teléfono celular genera un pulso eléctrico de bajo nivel y se conecta a través de un cable a un pequeño parche que se adhiere a la frente del paciente, justo por encima de las cejas, y debe sentirse como una sensación de hormigueo en la piel. El sistema suministra la estimulación eléctrica de bajo nivel a las ramas del nervio trigémino, que envía señales terapéuticas a las partes del cerebro que se cree que están involucradas en el TDA/H.

Como alternativa a los medicamentos recetados, un dispositivo como éste podría ser enormemente beneficioso y mitigar los efectos secundarios, pero el hecho de que tenga que usarse en la frente puede limitar significativamente su atractivo. El sistema eTNS está diseñado para ser utilizado mientras el niño duerme, y se comercializa para niños de entre 7 y 12 años de edad. Los resultados notables pueden tardar hasta cuatro semanas.

También vale la pena mencionar que, aunque el sistema eTNS parece tener beneficios reales para mejorar la atención y el manejo de la conducta en niños hiperactivos, los científicos todavía no saben exactamente por qué funciona. Los estudios clínicos han demostrado que la estimulación está afectando al cerebro, pero «el mecanismo exacto del eTNS aún no se conoce», señala la FDA.

La FDA ha autorizado la comercialización de eTNS a través de su sistema de revisión racionalizado para lo que considera «dispositivos de bajo a moderado riesgo de un nuevo tipo», que es una distinción importante de sus rigurosas pruebas de productos como los medicamentos recetados. NeuroSigma, la compañía detrás del dispositivo, ahora es libre de vender y anunciar el aparato como un tratamiento potencial para el TDAH en los niños.