Vapear aumenta los riesgos de infección oral

Relacionado

  • Cada vez más jóvenes se suman a la práctica del vapeo, sin conocer las consecuencias en la salud en un largo plazo 

Investigaciones provenientes de la Facultad de Odontología de una Universidad en la ciudad de Nueva York han demostrado que usar cigarrillos electrónicos, o vapeadores como suelen llamarlos popularmente, dan paso a bacterias que pueden causar infecciones graves en la boca. 

Muchas personas están recurriendo a los cigarrillos electrónicos o vapeadores como alternativa para dejar el hábito de fumar cigarrillos convencionales. No obstante, aún hay muchas dudas con respecto a la seguridad de estos dispositivos y cuáles pueden ser sus efectos en la salud, en un largo plazo. 

Algunas investigaciones emprendidas por el colegio de odontología en la Universidad de Nueva York, en Estados Unidos, han demostrado que el acto de vapear puede cambiar la comunidad de bacterias que vive en la boca, es decir, el microbioma oral. 

Dicho en otras palabras, vapear puede resultar un mayor riesgo de infección bucal, en comparación con los fumadores habituales y los no fumadores. 

Vapers

Cuáles son los componentes tóxicos de los e-cigarrillos

Los vapeadores se han vuelto muy populares entre los fumadores, ya que la industria del tabaco y ahora, las corrientes que apoyan este dispositivo, se han encargado de transmitir el mensaje de que este hábito puede ser una alternativa menos dañina que el cigarrillo tradicional. 

Datos publicados por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades reflejan que más del 50% de ex fumadores de cigarrillos y un poco más del 40% de los fumadores actuales están recurriendo a los vapers. 

Otros datos también muestran que personas que nunca han fumado, lo están haciendo a través de estos cigarrillos electrónicos. Sobre todo en la población de edades comprendidas entre los 18 y 24 años. 

El consumo de “el vapeo” va en aumento entre los jóvenes, lo que ha generado una alarma porque no se disponen datos a largo plazo sobre sus efectos en la salud. Mucho más porque existen informes que relacionan el uso de los e-cigarrillos con enfermedades pulmonares entre usuarios adolescentes y adultos jóvenes. 

Se ha identificado el dietilenglicol y otros agentes cancerígenos, como los aldehídos en los cartuchos de estos aparatos de vapor. 

Los químicos que emiten los vapers alteran la comunidad bacteriana que habitan en la boca, lo que puede generar graves enfermedades orales

Sobre las bacterias bucales

La investigación a la que hacemos referencia al principio de este artículo, evalúa los efectos que los compuestos químicos del vapeador pueden causar en la boca. Dejando aparte el rastro que puede dejar en la ruta que recorre desde la misma boca hasta llegar a los pulmones. 

Tener microbios en la boca no es algo que sea necesariamente dañino para la salud. Existen millones de bacterias que conviven con nuestro organismo – piel, intestino y boca – que nos ayudan a combatir infecciones e incluso, a digerir de manera correcta los alimentos.

El trabajo investigativo se basó en la evaluación de los efectos que puede tener un vapeador en la comunidad bacteriana bucal. Los cambios detectados pueden contribuir a graves enfermedades orales. 

enfermedades bucodentales

La investigación se desarrolló haciendo comparaciones entre tres grupos de personas:

  • Lo que usar los cigarrillos electrónicos
  • Fumadores convencionales
  • No fumadores 

Los patógenos periodontales

Los científicos crearon un perfil a cada comunidad microbiana presente en la saliva de más de 100 personas, de cada uno de los tres grupos sometidos a la evaluación. Usaron un secuenciación genética especializada para ello. 

El resultado es que encontraron cambios significativos en el microbioma oral de quienes usan los vapers. Hicieron comparaciones entre los tres grupos y detectaron que en el grupo de usuarios vapeadores se halló un mayor nùmero de bacterias denominadas Porphyromonas y Veillonella. Estas bacterias están directamente asociadas con enfermedades en las encías, lo cual se cataloga como una salud periodontal comprometida y en riesgo – según los mismos especialistas a cargo de la investigación. 

De igual forma hallaron niveles más elevados de marcadores inflamatorios, lo que sugieren que uso del vaper afecta el sistema inmunológico local. 

Uso de vapeadores y enfermedades orales

Cuáles son las células vulnerables al vapeo

Se observaron los efectos de los vapores de este tipo de cigarrillo en algunas células individuales. Los científicos hicieron un cultivo de células de la faringe humana con bacterias y estas fueron expuestas al aerosol que producen los vapers. 

Su descubrimiento no fue una gran sorpresa, pero lo que es importante dejar claro es que muchas más células se infectaron cuando fueron expuestas a los aerosoles provenientes de los e-cigarrillos. Las mismas células también se mostraron vulnerables a la inflamación.

Los riesgos

Los especialistas han establecido relaciones estrechas entre los cambios del microbioma bucal y enfermedades de diferentes índoles como las caries, la halitosis (mal aliento), diabetes e incluso enfermedades cardíacas y cáncer. 

Es cierto que los vapeadores no se muestran como los causantes directos de este tipo de enfermedades, pero sí están asociados con cambios significativos en la comunidad bacteriana que cohabita en la boca. 

Los hallazgos también determinan que fumar cigarrillos convencionales, así como los vapers aumentan las probabilidades de adquirir enfermedades e infecciones orales. 

cigarrillos electrónicos

Conclusiones importantes

Es  necesario destacar que estos hallazgos se derivan de estudios de células que los científicos cultivaron bajo condiciones controladas, es decir, que estas no se comportan de la misma forma que las células que habitan en el cuerpo humano. 

Por otro lado, se asegura que es fundamental llevar a cabo más estudios para comprender con detalle cómo los aerosoles y vapores de los cigarrillos electrónicos interactúan con las bacterias buenas y qué tipo de implicaciones puede tener la salud oral, respiratorio y cardiovascular con su uso regular. 

Otros artículos

Comentarios

Popular