Hace varios años, Willow Garage, con sede en California, introdujo un robot de dos brazos con ruedas conocido como PR2. Fue diseñado para su uso en la investigación en robótica, pero desafortunadamente la empresa ha dejado de funcionar. Sin embargo, Kinova Robotics, con sede en Quebec, ha intervenido para llenar el vacío con su Movo.

Al igual que el PR2, el Movo puede equiparse con uno o dos brazos, y se mueve omnidireccionalmente (a una velocidad máxima de 2 metros/78,8 pulgadas por segundo) sobre un conjunto de ruedas en su base. Los brazos se pueden desmontar para su uso por sí solos, y se pueden equipar con pinzas de 2 o 3 dedos. Y en caso de que el robot necesite ser más alto por cualquier razón, su torso puede elevarse desde una altura de 1.100 a 1.580 mm (43 a 62 pulgadas).

Es posible controlar a distancia el robot habilitado para Wi-Fi en tiempo real, o puede funcionar de forma autónoma. Una unidad LiDAR en su base, junto con una cámara Kinect One con sensor de profundidad montada sobre su cabeza, le permite detectar obstáculos y percibir su entorno. Una CPU Intel, mientras tanto, le ayuda a darle sentido a todo y a coordinar sus movimientos.

The Movo can be equipped with either one or two arms, and moves omnidirectionally (at a...

Movo está diseñado para su uso en interiores, a temperaturas de 5 a 40 ºC (41 a 104 ºF). Una carga de 5 horas de su paquete de baterías de litio debería ser buena para una duración de 8 horas de uso. ¿Y de qué serviría eso?

«Muchos investigadores lo utilizarán para la investigación SLAM[localización y cartografía simultáneas]», nos dijo Jérôme Bedard, asesor de innovación de Kinova, en la Conferencia Internacional sobre Robótica y Automatización, donde se exhibió el Movo. «Es un modelo completo que existe para investigar cómo un robot escaneará el ambiente y se moverá alrededor de él.» Además, a medida que lo hace, puede realizar una variedad de tareas con sus brazos.

Movo ya está disponible, con un modelo de dos brazos que cuesta alrededor de 160.000 dólares. Sin embargo, los grupos de investigación interesados en compartir sus hallazgos como parte de un programa beta pueden obtener descuentos.