Aunque Saturno tiene el sistema de anillos más impresionante de nuestro vecindario, no es el único. Urano también lleva algunos anillos, aunque normalmente son demasiado débiles para ser vistos sin un telescopio poderoso. Pero un nuevo y llamativo conjunto de imágenes muestra estos anillos con gran detalle gracias a las imágenes térmicas, a la vez que permite a los astrónomos medir su temperatura por primera vez.

Mientras que los ostentosos anillos de Saturno se conocen desde 1610, el débil sistema de anillos de Urano es un descubrimiento relativamente reciente, hecho sólo en 1977, y se descubrieron más anillos cuando la Voyager 2 pasó en 1986 para mirar más de cerca. Los anillos sólo reflejan una pequeña cantidad de luz en las partes óptica y de infrarrojos cercanos del espectro, lo que normalmente hace que sean difíciles de ver.

Esa oscuridad histórica hace que los nuevos planos, tomados por el Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA) y el Very Large Telescope (VLT), sean aún más asombrosos. En estas imágenes de emisión térmica, las primeras tomadas a Urano, los anillos son claramente visibles alrededor del apestoso y desafortunadamente llamado planeta. Las bandas oscuras en la atmósfera superior se deben a las grandes cantidades de moléculas que absorben las ondas de radio, mientras que el punto brillante en el polo norte indica un área desprovista de estas moléculas.

Aunque estas imágenes de medición de calor sugieren que los anillos deben estar bastante calientes, en realidad son más fríos de lo que usted podría pensar. El equipo pudo tomar su temperatura por primera vez, y descubrió que son un frío de -320° F (-195.6° C).

Images of Uranus's rings at different wavelengths

El estudio también ayudó a confirmar que el anillo más brillante y denso de Urano, el anillo épsilon, es muy diferente a otros sistemas conocidos. Saturno obtiene su brillo característico gracias a un sistema de anillos formado por objetos de diferentes tamaños, desde partículas microscópicas de polvo hasta rocas de tamaño casero. Pero los anillos de Urano están compuestos en su mayoría de objetos relativamente grandes.

«Ya sabemos que el anillo épsilon es un poco raro, porque no vemos las cosas más pequeñas», dice Edward Molter, autor del estudio. «Algo ha estado barriendo las cosas más pequeñas, o están todas juntas. Simplemente no lo sabemos. Este es un paso hacia la comprensión de su composición y si todos los anillos provienen del mismo material fuente, o son diferentes para cada anillo».

Además, los objetos en los anillos de Urano son mucho más oscuros que los del sistema de Saturno, y los anillos mismos son mucho más estrechos.

«Los anillos de Urano son compositivamente diferentes del anillo principal de Saturno, en el sentido de que en óptico e infrarrojo, el albedo es mucho más bajo: son realmente oscuros, como el carbón», dice Molter. «También son extremadamente estrechos comparados con los anillos de Saturno. El más ancho, el anillo épsilon, varía de 20 a 100 km de ancho, mientras que el de Saturno es de cientos o decenas de miles de kilómetros de ancho».